Seguridad

Con SKYACTIV-CHASSIS se logra lo que parecía imposible: una suspensión que asegura un manejo deportivo y sensible, con una marcha suave y confortable que garantizan la seguridad. En caso de una colisión inminente, SKYACTIV-BODY cuenta con novedosos y eficaces sistemas de distribución y absorción de impactos integrados con una cabina más liviana, pero más rígida que protegen a los ocupantes del vehículo.
Los airbags frontales, laterales en las sillas delanteras y de cortina; sistema de frenos ABS, EBD y BA; Control Dinámico de Estabilidad (DSC); Sistema de Control de Tracción (TCS); y Asistencia de Arranque en Pendiente (HLA) son equipos estándar en todos las versiones. Como la seguridad siempre ha sido la prioridad para Mazda, Mazda CX-5 incorpora la novedosa tecnología de seguridad proactiva i-ACTIVSENSE, diseñada para informar, alertar y proteger.
Todo este completo equipamiento, ha permitido a Mazda CX-5 obtener las más altas calificaciones en las pruebas más exigentes a nivel internacional.

i-ACTIVSENSE

SEGURIDAD PROACTIVA i-ACTIVSENSE

SENTIDOS TAN AGUDOS QUE ELEVAN TUS DESTREZAS.
Serie integrada de tecnologías de seguridad activa de vanguardia de Mazda, diseñadas para informar, alertar y proteger. El Sistema de Seguridad i-ACTIVSENSE usa los equipos y sensores más modernos para apoyar la percepción del conductor, de manera que pueda concentrarse en disfrutar la conducción en un entorno más seguro:
SEÑAL DE PARADA DE EMERGENCIA (ESS): Alerta a los demás conductores sobre una frenada de emergencia, activando las luces estacionarias.
ASISTENCIA DE ARRANQUE EN PENDIENTE (HLA): Permite realizar arranques más seguros en caminos inclinados, bien sea hacia adelante o en reversa.
Sistema inteligente de iluminación (ADB)*: Sistema inteligente de iluminación que incrementa la visibilidad del conductor, detectando la intensidad de la luz presente y controlando automáticamente la activación y desactivación de las luces LED de tal forma que el conductor no tenga que preocuparse por el cambio entre las luces altas y bajas.
Asistencia de permanencia en carril (LKA)*: Detecta la posición de conducción del vehículo a partir de la información de la cámara frontal (FSC) y advierte con una alarma sonora y vibración en el volante de conducción en caso en que el vehículo pierda la trayectoria del carril; también está en posibilidad de realizar una corrección si el conductor no toma acción.
Sistema de monitoreo de punto ciego (BSM)**: Informa al conductor en los espejos retrovisores sobre los vehículos que se encuentran en el punto ciego y que le impiden realizar un cambio de carril con seguridad. Accionando la direccional, el indicador del espejo parpadea y una alarma sonora alerta del riesgo. Este sistema opera a velocidades desde 30 km/h o más y tiene un

Las tecnologías de seguridad Proactiva i-ACTIVSENSE no aplican para todos los productos, te invitamos a consultar nuestro portafolio para conocer más acerca de las especificaciones técnicas de nuestros vehículos Mazda.