DESEMPEÑO

Mazda CX-5 ha sido desarrollada pensando en maximizar la facilidad de uso y respuesta, propios de la unidad vehículo-conductor “Jinba-Ittai”, logrando un manejo intuitivo y sensible gracias a la TECNOLOGÍA SKYACTIV, mediante un enfoque en 3 aspectos esenciales: PREVISIBILIDAD, asegurando que el vehículo responda fielmente a los comandos e intenciones del conductor; SINCRONIZACIÓN, obteniendo una respuesta precisa desde la primera acción y realizando una transición suave a la siguiente operación; y ARMONÍA, en el que se busca asegurar que el conductor disfrute del verdadero placer de la conducción en cualquier situación, ya sea al acelerar, girar o frenar.

MOTOR Y TRANSMISIÓN

El tren de potencia de la Nueva Mazda CX-5 viene equipado con el novedoso motor SKYACTIV-G y las transmisiones automática SKYACTIV-DRIVE o mecánica SKYACTIV-MT de 6 velocidades que garantizan un excelente desempeño y una dinámica de manejo placentera.
De la familia de motores de gasolina SKYACTIV-G, la Nueva Mazda CX-5 viene equipada con cilindrajes de 2,0 L o 2,5 L. El motor 2,5 L cuenta con un formidable desempeño, entregando su torque máximo 25,49 kg-m a 4.000 rpm, con una potencia máxima de 185 hp a 5.700 rpm. Esta motorización viene acoplada al sistema inteligente de tracción en las cuatro ruedas (AWD) que distribuye la fuerza de tracción en cada una de las cuatro ruedas según las condiciones del camino.
Por su parte el motor SKYACTIV-G 2,0 L de 153 hp a 6000 rpm, tiene un torque máximo de 20,39 kg-m a 4.000rpm.